sábado, 7 de mayo de 2011

Conferencia Haití: Más y mejores medios para enfrentar las catástrofes

Conferencia Haití
Hablar de catástrofes en Haití, trae a la memoria una serie fenómenos naturales, pero también sociales y políticos, que han convulsionado en el pasado reciente a la más antigua república latinoamericana.

Hace un año, pocas semanas antes del terremoto chileno, el movimiento telúrico que sacudió a Puerto Príncipe el 12 de enero, desencadenó una serie de sucesos que terminaron por desestabilizar una vez más la frágil institucionalidad política del país caribeño.

Por estos días, Haití ha sido anfitrión de un hecho positivo: la primera Conferencia de AMARC en el Caribe “Comunicación, Vulnerabilidad, Gestión de Desastres y Crisis Climática: El Rol de la Radio Comunitaria”, que empezó el miércoles y concluyó hoy 6 de mayo.

La pertinencia del tema, supone por un lado, un acumulado de conocimientos de los medios comunitarios en materia de respuesta a los desastres, pero es también una anticipación a futuras emergencias, en lugares que ya se saben vulnerables, y que necesitan construir redes sólidas de colaboración entre las autoridades y sus poblaciones.

Haití es el país más pobre del continente, y por eso la reconstrucción tras el terremoto, va intrínsecamente unida a la lucha contra la pobreza. Proceso que no es sólo material, sino que se constituye en un desafío de justicia, de educación, y de capacidad de organización social.

En esta disyuntiva, es donde claramente se instala la problemática de la comunicación y de las radios comunitarias, es decir, de cómo los ciudadanos comunes y corrientes “cuentan con medios” que no sólo les permiten intercambiar informaciones, sino también construir un país distinto.

La presidenta mundial de AMARC, María Pía Matta decía al inaugurar la Conferencia: “Cuando hablamos de vulnerabilidad, cuando hablamos  de catástrofe, es cómo efectivamente nuestras radios, las radios miembras de este movimiento de radios comunitarias, cumplen funciones que el Estado no cumple. Porque los Estados, desgraciadamente, le han entregado parte fundamental de su función a la empresa privada.”

“Nosotros creemos que los gobiernos tienen obligaciones con la mayoría, con los pueblos, con las personas que hacen parte de una nación. Y en ese sentido, las radios comunitarias vuelven a jugar un lugar fundamental, como actores de derechos, como actores y creadores de sistemas democráticos y de convivencia democrática. Por lo tanto consideramos, que las radios comunitarias somos actores sociales y somos actores por el cambio social”, señaló.

El desafío de reconstruir Haití, supone intentar contrariar una vez más las lógicas de dependencia económica, sobre las cuales los países ricos han intentado en vano conducirlo hacia el “desarrollo”, que sin embargo nunca se concreta, o se pospone ante una nueva crisis institucional.

Como decíamos, el hecho de que esta Conferencia se haya podido organizar y realizar, es en sí misma una buena noticia, la cual no debe sin embargo, hacer olvidar las múltiples dificultades que ha atravezado la nación caribeña y los peligros que hoy se vislumbran.
 
Efectos Políticos del Terremoto

Una imagen de la destrucción luego del sismo, que recorrió el mundo entero, fue el Palacio de Gobierno en ruinas. Un bello y blanco edificio de estilo neoclásico que era una de las postales características de la isla.

Fue también como un signo de lo que habría de venir después. La inestabilidad política, en medio de una nueva intervención humanitaria mundial, fueron debilitando al Gobierno del saliente presidente René Preval, el cual debía generar condiciones para convocar a elecciones que aseguraran un porvenir democrático a la nación.

La epidemia de cólera, originada en tropas de la MINUSTAH, las fuerzas de seguridad de las Naciones Unidas asentadas en la isla, no hicieron sino incrementar la desconfianza, ya no sólo en las autoridades locales, sino en las instituciones mundiales que trabajaban por la recuperación de Haití.

Otro hecho que ensombreció el proceso, fue el súbito retorno del Jean Claude Duvalier, conocido como “Baby Doc”, ex dictador, quien llegó desde Francia con la idea de “colaborar” en sacar adelante al país.
 
Elecciones demoradas

Las elecciones del 20 de marzo, repletas de observadores internacionales, no tuvieron un desenlace ni rápido ni claro. Los haitianos debieron esperar hasta el 5 de abril para saber que Martelly era el nuevo presidente con más del 60% de los votos.

El retaso de los resultados presidenciales, sumado a los del poder legislativo, que todavía no está del todo zanjado, no pudieron evitar las denuncias de corrupción y de fraude, sembrando la desconfianza en el país caribeño.

Esta sospecha ha tenido efectos en la Libertad de Expresión, como lo han denunciado tanto  comunicadores de los medios masivos, como de medios comunitarios. Cuestionar la transparencia del proceso ha significado en muchos casos exponerse a ser objeto de violencia política, por eso Reporteros Sin Fronteras, recientemente apeló a Martelly para que calme a la población, y especialmente a sus adherentes que parecen más reacios a escuchar críticas.

María Pía Matta señaló en la Conferencia: “En países como la India, en países como Haití, en países como Honduras, en países como México, las radios comunitarias sufren violencia por parte de los Estados, y sufren segregación y discriminación por parte de los Estados y también de las cadenas privadas de radio y televisión”.

Por ello hizo un llamado para generar mejores condiciones que les permitan existir. “Los actores sociales de las radios comunitarias pueden cumplir su labor, si existen condiciones, legislaciones que les den derechos y condiciones de trabajo, para existir en igualdad de condiciones con el sistema comercial o estatal del país que queramos”.
 
Adelantarse al Cambio Climático

El Caribe es, sin duda, una de las regiones más vulnerables del mundo a sufrir catástrofes naturales relacionadas con el Cambio Climático. En el Mar Caribe se gestan las tormentas que luego devienen en devastadores huracanes, que atraviesan Santo Domingo, Haití, Cuba, México y Estados Unidos.

Justamente, la potencia norteamericana, lejos ya de negar el fenómeno como antaño, ahora reconoce que el calentamiento global es la principal causa de fenómenos climáticos más extremos y nunca antes vistos.

La Conferencia de AMARC hizo un esfuerzo por reunir a representantes y aliados de las radios comunitarias de todo el mundo, para intercambiar sobre sus experiencias en desastres naturales, como el de Asia, después del Tsunami en Indonesia y de la actual crisis en Japón; en la región del Caribe en Haití, Dominique, Guadalupe y Jamaica; en Chile en América Latina y en otras regiones.
 
Más Medios

AMARC Haití entregó al senador Melius Hypolite un proyecto de ley para apoyar a las radios comunitarias, durante la visita del parlamentario a la Conferencia Caribeña de Comunicación en Puerto Príncipe.
El senador de la Organización del Pueblo en Lucha (OPL) y de la Plataforma Alternativa reconoció el rol de las emisoras comunitarias en su país. Aseguró que trabajará para votar una ley que reconozca y apoye a las radios comunitarias. Hypolite afirmó que las radios comunitarias pueden contar con su apoyo en el Parlamento.

Todo este tremendo esfuerzo, necesita en el caso de Haití y de muchos otros países, que se traduzca en más y mejores medios de comunicación sustentables, y medios reales para enfrentar la desigualdades económicas, que son las que hacen que sean siempre los más pobres, también los  más vulnerables frente a las fuerzas destructoras de la naturaleza que el Ser Humano ha desatado.

Fuente: Radio Tierra, Chile

No hay comentarios: