jueves, 17 de abril de 2008

CUBA: Termina en Holguín Festival nacional de Radio Universitaria

Hace cuatro años un grupo de jóvenes universitarios, resueltos a crear un sonido para ver las realidades del mundo espiritual, comenzaron un proyecto que reconociera e incentivara el trabajo de las radio bases.

Así surgieron los Festivales de la Radio Universitaria, evento que concluyó recientemente su quinta edición, después de varias jornadas que propiciaron el intercambio entre los jóvenes radialistas y especialistas con el fon de fortalecer los conocimientos técnicos y prácticos de lo que es la Radio en Cuba y el resto del mundo.

En el encuentro participaron diecisiete casas de altos estudios procedentes de once provincias del país; también asistieron por primera vez, delegaciones extranjeras de la Universidad de Guerrero y Baja California, cuyos integrantes pudieron compartir con los hermanos cubanos.

El Festival de la Radio Universitaria ganó en calidad y cantidad este 2008, como explicó René Martínez, presidente del Jurado que evaluó las setenta y cinco obras que se presentaron al evento.

“Fue un arduo trabajo, los programas presentados ganaron enormemente en comparación con el año anterior. El trabajo se ha perfeccionado, ahora las obras se traen en soporte digital, están mejor elaboradas, con gran variedad de temas y de programas. Los ‘radialistas’ universitarios hacen espacios que se pueden transmitir por cualquier emisora de radio del país”.

La Universidad Central de Las Villas, que concursó con trece programas, obtuvo el primer lugar, con siete premios y cuatro menciones.

Del segundo lugar se adueñó la Universidad de Holguín “Oscar Lucero Moya”, que alcanzó Gran Premio en la categoría de guión y dramatizados, con el cuento adaptado para la radio “Añejo cinco siglos”, y también con el programa educativo “Biouniversidad”, modalidad en la que se presentaron diecinueve espacios. El noticiero “Satélite Deportivo”, la revista de variedades “Tarde Joven” y el Informativo “Hola Hoy” recibieron menciones.

Este año el intercambio se dirigió al lenguaje musical, sus excesos y defectos, así como la Web radial, su génesis, servicios y perspectivas en el entorno universitario. Además, se debatió lo referente a la radio universitaria como medio comunitario y se realizó un gran taller sobre las experiencias de cada centro de Educación Superior.

También se convocó a investigar la historia de los festivales y de la radio universitaria en Cuba, para confeccionar un libro que compile estas memorias, y por primera vez se prepararon secciones de escucha de los programas competidores.

Acerca de la radio universitaria que se hace en la Isla y la de su país, Alejandrina García Yañez, estudiante de Enfermería de la Universidad de Mexicali, Baja California, expresó: “Aquí existe un poco más de libertad de expresión, los programas son en vivo y los jóvenes pueden expresarse abiertamente acerca de sus necesidades o lo que les está preocupando. En cambio, en México nos limitan las palabras que debemos decir; política, religión son temas que no se pueden abordar. También he percibido que en Cuba existe mucho ímpetu e iniciativa a la hora de hacer la radio universitaria, en México no se le da tanto auge.

Este V Festival demostró la importancia que posee este medio para los centros de educación superior.

“Es un medio de bajo costo, que tiene inmediatez y llega a los estudiantes de manera diáfana, coloquial. Además, es hecha por estudiantes y nada mejor que ellos para saber qué es lo que les gusta y qué necesitan. La radio universitaria viene a complementar la labor del aparato administrativo y docente”, afirmó Leonardo Arias Vera, presidente de la Comisión Organizadora.

Conjuntamente con la reflexión, el análisis y la confrontación de criterios, los visitantes conocieran lugares de importancia histórica y cultural en la provincia., entre ellos: la casa natal de Fidel en Birán, el sitio arqueológico Chorro de Maíta, la Aldea Taína, la Loma de la Cruz y el Bulevar holguinero.

A viva voz, los jóvenes radialistas cubanos trabajan por elevar la calidad del mensaje radial que recibe el estudiante universitario de hoy. El objetivo primordial es lograr que este medio complazca a su público consumidor y a la vez se convierta en un instrumento de educación y formación de valores en la juventud actual. / Elizabeth Bello

Fuente: AHORA, Cuba